viernes, 23 de agosto de 2013

Review en Español: Uncharted 3: Drake's Deception





¡Nathan Drake regresa con nuevos trucos!

Ha llegado la hora del esperado retorno del héroe más rápido con las palabras que hay: Nathan Drake. En esta nueva entrega de Uncharted el enfoque se centra completamente en Sully y Nate. Es interesante ver como empezaron estos dos y es bueno ver las cosas desde un enfoque menos romántico. Estos son dos amigos bromistas de primera que no desperdician oportunidad para divertirse y cucarse uno al otro, con solo muy pocos momentos serios entre ellos, lo cual es probablemente mejor para la serie Uncharted ya que la misma parecía comenzar a meterse mucho en la zona del romance en entregas anteriores. No todas las partes del juego funcionan tan a la perfección; en particular el final no me fue tan convincente, pero en general mi opinión del juego sigue siendo muy positiva. Veamos los detalles.


Más allá de la usual historia en modo solitario Uncharted 3 también nos ofrece una historia mejor desarrollada para el modo cooperativo con muchos capítulos interrelacionados en vez de misiones aisladas. La trama del cooperativo es lo que la serie hubiera sido si la redujéramos a su más pura esencia, con cada capítulo brindándonos la siguiente pieza de un gran rompecabezas, pero sin un antagonista claramente definido. Es excelente para obtener unas cuantas carcajadas y le da un poco de variedad al juego, pero la historia no es ni por cerca tan cautivante como la de la campaña principal.

El mayor cambio en experiencia de juego de la campaña solitaria es por mucho el nuevo sistema de combate de contacto. Este es muy similar al utilizado en Batman: Arkham Asylum, pero con menos opciones de movimientos entre los que escoger y una mayor especialización en las opciones de movimientos estrictamente ligados a la circunstancia para evitar que la experiencia se torne aburrida. El combate mano a mano es uno de los enfoques centrales del juego y te ves obligado a entrar en este tipo de combate con cierta frecuencia. Aunque el esquema es muy divertido, la verdad es que palidece en comparación con el juego en el cual se inspiraron para copiarlo. Este sistema de pelea mano a mano se siente más atractivo cuando es una de las opciones a tu disposición, pero cuando es tu única opción, lo cual ocurre con frecuencia, uno no puede evitar sentir que pudo ser mejor.


Otra cosa que no se ve del todo perfecto es la linealidad del juego. No es que los juegos lineales sean necesariamente malos, lo que es irritante es la forma en que a veces se nos obliga a mantenernos en la ruta exacta preestablecida. No es lo mismo ir por la ruta deseada porque la lógica le dicte a uno que a final de cuentas es lo mejor, que verse forzado a no desviarse porque el motor del juego simplemente no lo permite. Hay algunas de estas instancias en el juego y son muy frustrantes, pero por suerte no son tantas como para destruir la experiencia como un todo.

Naughty Dog mencionó varias veces como el multi-jugador iba a ser el principal enfoque en Uncharted 3, y la verdad es que se nota. Las medallas fluyen como agua, así que uno siempre siente que está progresando incluso cuando nuestro equipo está perdiendo. Cada medalla incrementa la cantidad de dinero que recibes, lo cual te permite mejorar un poco tu armamento o comprar nuevos aditamentos y accesorios para tus personajes. Aunque el menú de personalizaciones para los personajes específicos del modo mutli-jugador es amplio, la verdad es que es un poco decepcionante ver lo poco que puedes hacer con los personajes principales del modo historia. Uno no puede cambiar el traje principal y lo único que les puedes modificar son aditamentos como guantes o sombreros. La verdad es que entiendo la lógica detrás de esto. Quién querría crear su propio personaje con un maniquí desde cero si puede usar una versión personalizada de Sully o Nathan? Aún así hubiera sido agradable poder modificarlos  un poco más.


Los powerplays y los kickbacks son el modo como Naughty Dog quiso agregar un toque de Call of Duty al multi-jugador de Uncharted. Los kickbacks son premios que recibes luego de acumular cierta cantidad de medallas en un juego, y uno escoge que tipo de recompensa quiere recibir. Estas van desde cosas sencillas como un lanzagranadas hasta la opción de estallar en un enjambre de arañas que devoren a tus enemigos. Es una buena manera de alterar la dinámica durante un enfrentamiento, y afortunadamente las medallas se acumulan con suficiente frecuencia como para que todos tengan acceso al menos a un kickback por partida. Los powerplays son una forma como renivelar las cosas cuando uno de los bandos está siendo arrasado; si la diferencia de puntos entre el equipo que va ganando y el que pierde es superior a cinco el equipo que va abajo recibe un bono por tiempo limitado (quizás un minuto) en el que puede ver las ubicaciones exactas de sus enemigos a pesar de los obstáculos o quizás un bono en ataque y defensa temporal. Es muy interesante como este pequeño plus del juego puede hacer que un juego casi definido vuelva a ser interesante y lo mejor es que no es una intromisión tan fuerte como para desbalancear las cosas automáticamente en la otra dirección.

El modo cooperativo también ha sufrido algunos cambios. En vez de ser una serie lineal de escaramuzas armadas, las nuevas misiones de aventura cambian las cosas significativamente. Un instante puedes estar cubriendo a tu compañero mientras este abre un contenedor y al siguiente puede que te veas obligado a evacuar a un aliado lastimado. Estos detalles hacen que la aventura cooperativa se sienta mas como la campaña solitaria pero acompañado que como una serie sin sentido de tiroteos sin ton ni son.


Uncharted 2 fue uno de los juegos más bellos de su tiempo, y aunque Uncharted 3 no cuenta con ese elemento inspirador del anterior, sigue siendo un espectáculo visual soberbio. Hay momentos simplemente memorables, como el ver las olas partirse a medida un crucero avanza, o ver las arenas del desierto bailar con el viento.El apartado sonoro es espectacular como siempre, los sonidos ambientales son de primera, con el sonido de los disparos incluso mejorado relativo a la entrega anterior.

Te tomará unas ocho horas para completar la campaña principal si te enfocas en solo llegar al final, lo cual es algo menos de lo que duró el juego anterior, pero hay una gran variedad de niveles de dificultad posibles, tesoros que buscar, y amplios incentivos en multi-jugador para mantener el paquete vigente por bastante tiempo. Asi que a final de cuentas el juego si llega a descontar cada centavo de su precio. Uncharted 3 tiene la desdicha de venir tras los pasos de un predecesor simplemente legendario, y por ello se ve un poco disminuido. Seguramente esta vez no logre llegar a barrer con premios como lo hizo Uncharted 2 en el 2009. Sin embargo, sigue siendo un gran juego que no debes dejar pasar.

Calificacion: 8.7 de 10