martes, 5 de noviembre de 2013

Review en Español: FIFA 14 (PS3, Xbox 360)



Siguiendo aquel refrán que reza “si no está descompuesto, no lo arregles” el equipo detrás de los juegos FIFA se ha cuidado de no introducir cambios radicales a su entrega del juego para este año. Además hay que tomar en cuenta que se nos viene encima la transición a la siguiente generación de consolas y es muy posible que los creadores se estén guardando algunas sorpresas para dicha transición. Finalmente hay que admitir que es muy difícil superar lo hecho hasta ahora por el equipo de EA en Canadá con este juego. Este equipo ha presidido sobre innovaciones como la introducción de un nuevo motor físico con FIFA 2012 y la introducción de First Touch Control en FIFA 2013.




Siguiendo con este patrón, quizás el mayor cambio que los jugadores notarán sea que el juego se siente ligeramente más lento. De hecho esta es solo una ilusión óptica provocada por algunos ajustes hechos al esquema de pases y driblajes que es ahora mucho más metódico que antes. La progresión de tu escuadra pareciera tomar más tiempo, pero es porque la defensa te marca ahora con más inteligencia, cerrándote los espacios y dificultándote más encontrar los espacios para pasar y avanzar. Además los driblajes son ahora un poco más difíciles y confusos de manejar, lo que eleva el nivel de desafío. Otro cambio es que ahora cuando adelantas el balón en carrera este se aleja un poco más que antes, lo cual aumenta el riesgo de que lo pierdas, haciendo que aquellos jugadores que dependían delo rompimiento en velocidad como su única táctica tengan que sopesarla un poco más durante una partida, especialmente si toman en cuenta algunos otros ajustes hechos al First Touch Control.


Introducido el año pasado, el esquema de First Touch Control causa un mayor grado de imprevisibilidad en los movimientos del balón, y este año los creadores aumentaron el nivel de sensibilidad del sistema para castigar con más severidad a los jugadores torpes. Esto hace que la diferencia entre los clubes grandes y los chicos sea más marcada. Aunque Cristiano Ronaldo y Lio Messi son tan ágiles y certeros como siempre, ahora posiblemente no puedas hacer las mismas maromas que hacen ellos usando a un jugador X de la liga Chilena, por ejemplo.


Si el objetivo de EA era erradicar la injusta ventaja de que gozaban los jugadores que se amparaban en una táctica repetitiva de interceptar y romper en velocidad hacias el frente con solo unos cuantos pases diagonales largos, pues han hecho un trabajo admirable al respecto. La inteligencia artificial en los niveles medios y altos es ahora capaz de neutralizar esta táctica con muy buen suceso, interceptando tus pases largos y tacleando con limpieza a aquellos que se aferran por demasiado tiempo al balón en carrera. Por contraparte, tus compañeros de equipo son tan despistados como siempre, cayendo en offside y perdiendo oportunidades de desmarcarse y filtrarse por los espacios tanto como siempre. Sin embargo ese detalle nunca afecto mucho el nivel de diversión de FIFA antes, y tampoco lo afecta mucho ahora.


En el modo carrera el factor administrativo adquiere una interesante adición gracias a la Red de Transferencias Globales. El jugador ahora tiene más control en cuanto a que características de jugador solicitarle a sus scouts para buscar en cada país. Usando este esquema fui capaz de encontrar una joyita goleadora de 19 años en la liga Brasileña con velocidad y potencia de sobra, lo cual era exactamente lo que había estado buscando para mi equipo. Por supuesto, hay que reconocer que este sistema no es una innovación de FIFA, sino que una adaptación tomada de otro título de EA: Madden 25. Las tablas del menú son también visualmente más atractivas ahora y en ellas se puede encontrar virtualmente toda la información y opciones que uno puede imaginar para un juego como este.


En lo referente a las modalidades para hacer dinero, y recolectar tarjetas, el Ultimate Mode de FIFA tiene también su cuota de ajustes y mejoras que incluyen cambios en la química del juego. En FIFA 13 vimos la primera innovación en este sentido cuando un jugador se desempeñaba mejor si los jugadores que estaban con a él en el equipo eran originarios de similares equipos base, ligas o regiones. FIFA 14 agrega como componentes para tener buena química el que los jugadores tengan estilos de juego similares y alta lealtad a la escuadra. Las tarjetas que vienen frescas de un manojo empiezan con virtudes de química básicas, que luego pueden ser mejoradas. Así, al requerirte ser mucho más específico y cuidadoso al escoger tu escuadra y cómo manejarla, el modo Ultimate Team como un todo se ve enriquecido y ampliado.


En lo referente a la modalidad en línea del juego, tengo que admitir que si tuve unos trabones, ralentizaciones, e incluso un fallo total con desconexión jugando en el modo carrera. Esos detalles, además de ciertos detalles de balance en lo referente a la inteligencia artificial de tu equipo y el oponente, son aspectos que definitivamente requerirán de pronta atención de parte del equipo de EA en el futuro cercano.


Sin embargo, dejando esos pequeños detalles de lado, hay que reconocer que FIFA 14 mantiene la tradición de ser uno de los referentes a emular en el mundo de las simulaciones de deportes. Ciertamente toma un riesgo al obligar a los jugadores a bajar las revoluciones y jugar con más inteligencia y variedad. El resultado es un juego más rico, más desafiante, y menos generoso con los poco habilidosos. Sin embargo en esencia sigue siendo y sintiéndose como el mismo FIFA al que nos hemos acostumbrado por todos estos años. EN algunos sentidos es incluso mejor, con mejoras sensibles en los menús, y en los aspectos estratégicos del Modo Carrera y el Ultimate Team. Aunque no es una reinvención del juego, si acaso un mínimo ajuste respecto a la entrega del año pasado, FIFA 14 sigue siendo el rey de las simulaciones de fútbol.

 Calificación: 8.4 de 10