lunes, 2 de septiembre de 2013

Review en Español: Kid Icarus: Uprising (3DS)




 ¡Muy cerca del sol!


La espada de doble filo de expectación se balancea sobre las cabezas de todas las franquicias de entretenimiento. Las expectativas generadas por los rumores positivos han incrementado la demanda potencial y se auguran buenas ventas iniciales. Sin embargo un ambiente tan cargado de expectación fácilmente te puede generar una reacción de rechazo si las promesas no se convierten en realidad.
Kid Icarus: Uprising se siente como una fastuosa fiesta de bienvenida para un amigo largamente ausente. Quizás la mejor forma de describirlo es como un Shooter en tercera persona tipo arcada con un sistema de armamentos muy completo. Se nota al jugarlo que Masahiro Sahurai (también director de otros títulos como Kirby y Super Smash Bros.) y su equipo pusieron mucho amor y esfuerzo en este proyecto. Eres rápidamente presentado de Nuevo con Pit, quien de entrada se disculpa contigo por la larga espera. Desde este punto en adelante la trama se mueve a toda velocidad a medida combates contra las fuerzas de inframundo de la renacida Medusa (entre otras deidades) quienes intentan destruir a la humanidad.

 

Nunca antes me había encontrado un juego portátil que se esforzara tanto por agradar mis sentidos. El efecto 3D es impactante, e incluso con el modo estereoscópico apagado, el mundo se siente enorme, detallado, y pleno de rivales de proporciones masivas. El acompañamiento musical es una bendición sinfónica plena de energía y rebosante de grandiosidad. Las melodías nostálgicas han sido remozadas y una generosa expansión del número de pistas ayuda a redondear la alta calificación del paquete en este apartado.  Cada uno de los 25 segmentos del juego inicia con una secuencia de vuelo de cinco minutes que funciona a manera de un tirador sobre rieles. Es aquí donde realmente brilla el uso de la opción 3D. Mientras planeas por los cielos, bajo agua, entre los túneles de un volcán, o incluso en el espacio exterior tienes que ir esquivando tanto el fuego enemigo como los obstáculos ambientales. Son secuencias como estas las que hacen que sea tan agradable ser un jugador. Como ya mencionamos anteriormente, el resto de la misión se desenvuelve como un tirador en tercera persona con mundo abierto tradicional.

 Los enemigos clásicos han sido rediseñados para verse exactamente como uno quisiera verlos en 3D. Los nuevos enemigos han sido muy entretejidos dentro de la historia y se siente como si hubieran pertenecido a este universo desde siempre. El diseño es muy inspirado y todos los enemigos se comportan en forma diferente en sus intentos por destruirte. Su comportamiento es igualmente afectado por el excelente sistema de dificultades.  Antes de iniciar un capítulo, verás el ‘Fiend Cauldron’ y un contador que va de 0.0 a 9.0. El setting inicial está programado en 2.0, pero uno puede incrementarlo o reducirlo a placer. Tienes un total de 90 posibles niveles de dificultad. En un setting 0.0 eres virtualmente invencible pues los enemigos se negarán a atacarte y en el nivel 9.0 te pone a luchar sin fin durante cada segundo del juego solo para evitar ser destruido. Al igual que en Super Smash Bros., el nivel de inteligencia de los oponentes depende del nivel de dificultad que escojas. En los niveles más altos los rivales o son solo más resistentes, sino que planearán mejor sus ataques incluso siendo capaces de saber cuándo deben retroceder o por donde pueden flanquearte para ganar ventaja. Esto hace que repetir el juego en un nivel de dificultad distinto sea una experiencia muy diferente.

 Los corazones son una ponderosa recompensa debido a que puedes cambiarlos por armas. Puedes escoger entre nueve diferentes tipos de armas, desde el clásico arco y flecha hasta garras similares a las de Wolverine o incluso un garrote que no solo inflige un masivo daño a corta distancia sino que es también capaz de batear de vuelta los ataques de proyectil. También puedes acceder a las armas más poderosas jugando en niveles de dificultad superiores, usando Streetpass, o fusionando armas más débiles para producir armamentos híbridos más potentes.
 Llamado ‘Together’ en el paquete, la opción multi-jugador te permite jugar tanto mediante conexión local como en línea. En línea puedes escoger limitar el acceso de juego solamente a tus amigos o abrirlo para cualquiera. El juego permite que jueguen hasta seis personas en un todos contra todos o en modo Luz vs Oscuridad en que actúas en equipos. En esta modalidad el puntaje que pierde tu equipo por la destrucción de un miembro es equivalente al poder de fuego que poseía el jugador caído, por lo que debes pensar bien que tanta potencia de juego quieres apostar en nombre de todos al momento de seleccionar tu arma. Todo el equipo comparte la misma barra de vida que poco a poco se va vaciando a medida caen y reviven los jugadores hasta que eventualmente se vacía. En ese punto, el siguiente jugador que cae renace como un ángel y debe ser protegido por el resto del equipo, pues si es destruido el otro equipo gana automáticamente.



 El modo multi-jugador es rápido y frenético. Incluso jugando en línea no hay trabones o ralentizaciones de carga. Si no logras completar suficientes miembros para jugar en equipos la computadora llenará los espacios restantes con jugadores autómatas que pueden ser ocupados por jugadores recién llegados una vez ya este el juego en curso. Esto hace que no haya tiempos de espera para iniciar una partida. Todas las armas que desbloquees en el modo solitario permanecen a tu disposición cuando decides jugar en forma grupal. Lo mejor de todo es que independientemente de que tal te vaya, vas a ganar puntos y armas por el simple hecho de jugar en forma grupal.

 Donde sea que voltees a ver en este juego te encuentras con contenido adicional. Encima del multi-jugador y el profundo sistema de armamentos, tienes que agregar el enorme potencial de re-juego y todos los desbloqueables que hay disponibles. Hay galerías de imágenes y sonido que llenar, ídolos que colectar, e incluso puedes usar tus monedas de 3DS para mejorar tus oportunidades de ganar.  Pareciera que, ya que los fans debieron esperar 20 años para poder disfrutar de un nuevo Kid Icarus, los creadores e Project Sora decidieron entregarles un juego con el equivalente a 20 años de contenido como recompensa. Aunque la curva de aprendizaje para controlarlo es algo empinada, en general el juego es una gema del entretenimiento. A elevado la barra en lo referente a visuales, sonido y contenido, no solo para Nintendo, sino que para el 3DS en general. En mi opinión no es solo un juego que vale la pena tener si posees un 3DS, es un juego que hace que valga la pena adquirir un 3DS para poseerlo.

Calificación: 9.4 de 10